• ¿Todavia teatro?

    DENIS GUENOUN

    Articulo publicado en Coloquio internacional sobre el gesto teatral contemporáneo, México D.F., 2004. pp. 19-24.

    UNAM / ESCENOLOGIA / PROYECTO 3

    Traducción del francés: Maïa Nicolas

     

     

    Podríamos ponerlo así. Cuando escribí ¿Es necesario el teatro? la cuestión era saber porqué tendría que haber teatro hoy en día. Porque aparentemente ya no es necesario. Todas las funciones que cumplía el teatro: contar historias, presentar personajes, hacer un retrato del mundo… todo esto, otros medios lo hacen mejor que el teatro, de modo más eficaz. Esto lo notaron los primeros hombres de arte que inventaron el cine a principios del siglo XX, que a menudo eran hombres de teatro. Todo lo que se podría querer hacer en el teatro se hace mucho mejor en el cine. Se puede correr, se puede mostrar la naturaleza, se pueden mostrar animales, se puede mostrar lo vivo, se pueden mostrar espacios… Combinándolo todo: gente que galopa sobre caballos en la naturaleza, etc. Si se trataba de presentar el mundo, los recursos del cine parecían mucho más grandes. Igual con el hecho de contar historias. La posibilidad de contar historias con el cine pronto apareció como más abierta; se podían hacer secuencias breves, cambiar de lugar fácilmente, de tiempo, de época, se podía crear una especie de verosimilitud histórica en relación con épocas pasadas o futuras. El cine parecía ofrecer una ampliación de las posibilidades narrativas, como la novela en comparación con el teatro en un cierto momento. Si el teatro fue el género literario dominante en los siglos XVII y XVII, en el siglo XIX fue la novela. Y esto tendrá que ver con el hecho de que el mundo empezó a transformarse muy rápidamente, y la gente se dio cuenta de la extensión del espacio, de la posibilidad de desplazarse en él, de la rapidez de los cambios históricos, especialmente después de la revolución francesa, la novela parecía contar esto mucho mejor. Y, última cosa, pero no la menor, si se trataba de presentar a personajes, a agentes de una historia que se cuenta, como lo hacía perfectamente el teatro, con la particularidad sobre la novela y el relato de presentarlos en acción, mientras el relato presentaba a los personajes a través de la narración de alguien, si se trataba de presentar a personajes pues, e incluso si se trataba de mostrar aquella indistinción extraña entre el personaje de la ficción, de la historia, y el que lo actúa, que lo representa –porque pienso que siempre fue activa dicha indistinción, en el escenario como después en la pantalla– la pantalla pues ofrecía recursos para ver a la persona, su estado físico, su cuerpo, sus movimientos, y también su estado mental o moral, de manera más profunda que en el teatro. ¿Por qué? 

    .......

     

     TEXTO COMPLETO EN PDF

     

     

     

     

     


    REGRESAR A LA LISTA DE PUBLICACIONES EN CASTELLANO 


     

     


     

     

     

     



    Tags Tags: , , , ,
  • Comments

    No comments yet

    Suivre le flux RSS des commentaires


    Add comment

    Name / User name:

    E-mail (optional):

    Website (optional):

    Comment: